Discernimiento cristiano

Kerby Anderson


Introducción

Encienda un televisor o abra un diario. Inmediatamente se le presentan una miríada de cuestiones éticas. Cada día nos confrontamos con opciones éticas y la complejidad moral. La sociedad está saturada de temas controvertidos: aborto, eutanasia, clonación, racismo, abuso de drogas, homosexualidad, juego, pornografía y pena capital. Tal vez la vida haya sido más sencilla en otros tiempos, pero ahora el crecimiento de la tecnología y la pérdida de consenso ético nos han llevado a una sociedad plena de dilemas morales.

Nunca una sociedad ha necesitado más de perspectivas bíblicas para evaluar temas morales contemporáneos. Y, sin embargo, los cristianos parecen menos equipados para tratar estos temas desde esa perspectiva. Barna Research Group realizó una encuesta nacional entre adultos y llegó a la conclusión de que sólo el cuatro por ciento basa sus decisiones en una cosmovisión bíblica. La encuesta también reveló que nueve por ciento de los cristianos nacidos de nuevo tiene esta perspectiva de la vida.{1}

Vale la pena notar que lo que George Barna define como cosmovisión bíblica sería considerado por la mayoría de las personas como doctrina cristiana básica. Ni siquiera incluye aspectos de una perspectiva bíblica sobre temas sociales y políticos.

Aún más preocupante es el hecho de que la mayoría de los cristianos no basan sus creencias en un fundamento moral absoluto. La ética bíblica se apoya en la creencia en la verdad absoluta. Pero las encuestas demuestran que una minoría de adultos nacidos de nuevo (cuarenta y cuatro por ciento) y una proporción aún menor de adolescentes nacidos de nuevo (nueve por ciento) están seguros de la existencia de una verdad moral absoluta.{2} En una proporción de tres a uno los adultos dicen que la verdad es siempre relativa a la persona y a su situación. Esta perspectiva es aún más desigual entre adolescentes, que creen en forma aplastante que la verdad moral depende de las circunstancias.{3}

Tanto los científicos sociales como los encuestadores han estado advirtiendo que la sociedad estadounidense cada vez está más dominada por la anarquía moral. James Patterson y Peter Kim, escribiendo al inicio de la década de 1990, dijeron en The Day America Told the Truth que no había ninguna autoridad moral en Estados Unidos. "Escogemos qué leyes de Dios creemos. No hay absolutamente ningún consenso moral en este país, como ocurría en la década de 1950, cuando todas nuestras instituciones infundían más respeto".{4} En esencia, vivimos en un mundo de anarquía moral.

Así que, ¿cómo comenzamos a aplicar una cosmovisión cristiana a los complejos temas sociales y políticos de hoy? ¿Y cómo evitamos quedar atrapados por la última moda o tendencia cultural que sopla en el viento? Estos son algunos principios clave a aplicar, junto con algunas trampas peligrosas a evitar.

Principios bíblicos

Un principio bíblico clave que se aplica al área de la bioética es el carácter sagrado de la vida humana. Pasajes como Salmos 139:13-16 muestran que el cuidado y la preocupación de Dios se extienden al útero. Otros pasajes, como Jeremías 1:5, Jueces 13:7-8, Salmos 51:5 y Éxodo 21:22-25 dan una perspectiva y un marco adicionales a este principio. Estos principios pueden ser aplicados a temas que van del aborto a la investigación con células madre y al infanticidio.

Un principio bíblico relacionado tiene que ver con la igualdad de los seres humanos. La Biblia enseña que Dios "de un solo hombre hizo todas las naciones" (Hechos 17:26). La Biblia también enseña que está mal que un cristiano tenga sentimientos de superioridad (Filipenses 2). Se les dice a los creyentes que no hagan distinciones de clase entre distintas personas (Santiago 2). Pablo enseña la igualdad espiritual de todas las personas en Cristo (Gálatas 3:28; Colosenses 3:11). Estos principios se aplican a las relaciones raciales y a nuestra visión del gobierno.

Un tercer principio es una perspectiva bíblica sobre el matrimonio. El matrimonio es el plan de Dios y brinda una compañía íntima de por vida (Génesis 2:18). El matrimonio brinda el contexto para la procreación y el cuidado de los hijos (Efesios 6:1-2). Y, finalmente, el matrimonio permite canalizar el deseo sexual de una forma ideada por Dios (1 Corintios 7:2). Estos principios pueden aplicarse a temas tan diversos como la reproducción artificial (que a menudo introduce a un tercero en el embarazo) y la cohabitación (vivir juntos).

Otro principio bíblico involucra la ética sexual. La Biblia enseña que el sexo debe estar dentro de los confines del matrimonio, al volverse una carne un hombre y una mujer (Efesios 5:31). Pablo enseña que debemos "apartarnos de la inmoralidad sexual" y aprender a controlar nuestro propio cuerpo de una forma que sea "santa y honrosa" (1 Tesalonicenses 4:3-5). Nos amonesta para que huyamos de la inmoralidad sexual (1 Corintios 6:18). Estos principios se aplican a temas como el sexo prematrimonial, el adulterio y la homosexualidad.

Un principio final tiene que ver con el gobierno y nuestra obediencia a la autoridad civil. El gobierno es ordenado por Dios (Romanos 13:1-7). Debemos prestar servicio y obediencia al gobierno (Mateo 22:21) y someternos a la autoridad civil (1 Pedro 2:13-17). Aun cuando debemos obedecer al gobierno, puede haber ocasiones en que nos veamos forzados a obedecer a Dios antes que a los hombres (Hechos 5:29). Estos principios se aplican a temas como la guerra, la desobediencia civil, la política y el gobierno.

Discernimiento bíblico

Entonces, ¿cómo separamos lo verdadero de lo falso? Esta es una propuesta difícil en un mundo saturado de información. Subraya la necesidad de que los cristianos desarrollemos el discernimiento (buen juicio, razonamiento, inteligencia, buen sentido, sabiduría). Esta es una palabra que aparece bastante frecuentemente en la Biblia (1 Samuel 25:32-33, 1 Reyes 3:10-11, 4:29, Salmos 119:66, Proverbios 2:3, Daniel 2:14, Filipenses 1:9). Y, con tantos datos, afirmaciones y opiniones arrojadas de un lado a otro, todos tenemos que poder entresacar lo verdadero de lo falso.

Colosenses 2:8 dice: "Cuídense de que nadie los cautive con la vana y engañosa filosofía que sigue tradiciones humanas, la que va de acuerdo con los principios de este mundo y no conforme a Cristo". Necesitamos desarrollar el discernimiento, para no ser cautivados por ideas falsas. Estas son algunas cosas a las que debemos estar alertas:

1. Equívocos — el uso de términos imprecisos. Alguien puede comenzar usando una terminología que pensamos que entendemos para luego salirse del curso hacia un nuevo significado. La mayoría de nosotros somos muy conscientes del hecho de que las sectas religiosas suelen ser culpables de esto. Un miembro de una secta podría decir que cree en la salvación por gracia. Pero lo que realmente quiere decir es que usted tiene que unirse a la secta y esforzarse para lograr la salvación. Haga que las personas definan los términos imprecisos que usan.

Esta táctica se usa frecuentemente en la bioética. Los defensores de la investigación con células madre a menudo no reconocen la distinción entre células madre adultas y células madre embrionarias. Quienes tratan de legalizar la clonación la llaman "transferencia nuclear de células somáticas". A menos que uno tenga un trasfondo científico, no sabrá que es, en esencia, lo mismo.

2. Cartas arregladas — el uso selectivo de evidencia. No siga la última corriente y moda intelectual sin verificar la evidencia. Muchos partidarios de posturas son culpables de detallar todos los puntos en su favor mientras ignoran los puntos serios en contra.

Los principales libros de texto de biología que se usan en la escuela secundaria y la universidad nunca brindan a los alumnos evidencias contra la evolución. Jonathan Wells, en su libro Icons of Evolution, muestra que los ejemplos que se usan en la mayoría de los libros de textos son erróneos o engañosos.{5} Algunos de los ejemplos son fraudes conocidos (como los embriones de Haeckel) y siguen apareciendo en libros de texto décadas luego de ser demostrados como fraudulentos.

Otro ejemplo sería los temores de Y2K. Cualquiera que estuviera preocupado por la catástrofe potencial en 2000 sólo necesitaba leer cualquiera de las revistas técnicas de computación en la década de 1990 para ver que ningún experto en computación afirmaba lo que los traficantes del miedo estaban prediciendo en ese tiempo.

3. Apelación a la autoridad — depender de la autoridad con exclusión de la lógica y la evidencia. Sólo porque un experto lo diga no hace que algo sea necesariamente verdadero. Vivimos en una cultura que venera a los expertos, pero no todos los expertos están en lo correcto. La ley de Hiram dice: "Si se consultan suficientes expertos, se puede confirmar cualquier opinión".

Quienes sostienen que el calentamiento global es causado por la actividad humana a menudo dicen que "el debate en la comunidad científica ha concluido". Pero una búsqueda en Internet de críticos de las teorías detrás del calentamiento global muestra que hay muchos científicos con credenciales en climatología o meteorología con preguntas acerca de la teoría. No es exacto decir que el debate ha concluido cuando parece estar ocurriendo aún.

4. Ad hominem — En latín, "contra el hombre". Las personas que usan esta táctica atacan a la persona en vez de tratar con la validez del argumento. A menudo la solidez de un argumento es inversamente proporcional a la cantidad de retórica ad hominem. Si hay evidencias a favor de una postura, sus defensores generalmente argumentan los méritos de la postura. Cuando falta evidencia, atacan a los críticos.

Los cristianos que quieren que las bibliotecas públicas filtren la pornografía para los menores son acusados de censura. Los ciudadanos que quieren definir el matrimonio como algo entre un hombre y una mujer son llamados intolerantes. Los científicos que critican la evolución soportan ataques furibundos contra su carácter y sus credenciales científicas. Los científicos que cuestionan el calentamiento global son comparados con quienes niegan el Holocausto.

5. Argumento del hombre de paja — hacer que el argumento de su oponente parezca tan ridículo que sea fácil de atacar y derribar. Los comentaristas liberales dicen que los cristianos evangélicos quieren implementar una teocracia religiosa en Estados Unidos. Eso no es cierto. Pero la hipérbole logra marginar a los activistas cristianos que creen que tienen la responsabilidad de hablar acerca de temas sociales y políticos dentro de la sociedad.

Quienes apoyan principios morales en el área de la bioética a menudo ven cómo esta táctica se usa contra ellos. Escuchan de defensores del suicidio asistido por médicos que a los que tienen una postura "provida" no les interesa el sufrimiento de los enfermos terminales. Los defensores de la investigación con células madre usan la misma acusación al decir que a las personas "provida" no les importa que estas nuevas tecnologías médicas podrían aliviar el sufrimiento de muchas personas con enfermedades intratables. Nada podría estar más alejado de la verdad.

6. Esquivar el bulto — eludir el tema cambiando de tema. Los políticos hacen esto en conferencias de prensa cuando no contestan la pregunta que hace el periodista y contestan en cambio una pregunta que le hubiera gustado que alguien les hiciera. Los profesores a veces hacen esto cuando un alumno señala una inconsistencia o un salto lógico.

Pregunte a un defensor del aborto si el feto es humano y es probable que vea esta táctica en acción. La persona podría empezar a hablar acerca del derecho de una mujer de elegir o el derecho de la mujer de controlar su propio cuerpo. Tal vez escuche un discurso acerca de la necesidad de tolerar diferentes puntos de vista en una sociedad pluralista. Pero probablemente no obtenga una respuesta directa a una pregunta importante.

7. Pista falsa o "arenque rojo" — salirse por la tangente (de la práctica de hacer que los perros de caza se salgan del sendero con el olor de un arenque). Los defensores de la investigación con células madre raramente hablan acerca de la moralidad de destruir embriones humanos. En cambio, se salen por la tangente y hablan de las distintas enfermedades que podrían ser tratadas y los miles de personas que podrían beneficiarse de la investigación.

Esté alerta cuando alguien en una discusión cambia de tema. Tal vez quieran argumentar sus puntos en un terreno más conocido, o tal vez sepan que no pueden ganar su discusión en el tema que se está tratando.

Resumiento, hemos discutido algunos de los principios bíblicos clave que deberíamos aplicar en nuestra consideración y discusión de temas sociales y políticos. Hemos hablado del carácter sagrado de la vida humana y la igualdad de los seres humanos. Hemos tratado una perspectiva bíblica del matrimonio y de la ética sexual. Y también hemos hablado de una perspectiva bíblica del gobierno y la autoridad civil.

También hemos dedicado algún tiempo a hablar acerca de la importancia de desarrollar un discernimiento bíblico y hemos considerado muchas de las falacias lógicas que se usan frecuentemente al argumentar contra una perspectiva bíblica en muchos de los temas sociales y políticos de nuestro día.

Parece que cada día nos vemos confrontados con elecciones éticas y la complejidad moral. Como cristianos, es importante considerar estos principios bíblicos y aplicarlos consistentemente a estos temas. Es importante también que desarrollemos nuestro discernimiento y aprendamos a reconocer estas tácticas. Somos llamados a desarrollar el discernimiento al derribar los argumentos falsos levantados contra el conocimiento de Dios. Al hacer esto, aprendemos a llevar cautivo todo pensamiento para que se someta a Cristo (2 Corintios 10:4—5).

Traducción: Alejandro Field

Notas

1. "A Biblical Worldview Has a Radical Effect on a Person's Life," The Barna Update (Ventura, CA), 1 Dec. 2003.
2. "The Year's Most Intriguing Findings, From Barna Research Studies," The Barna Update (Ventura, CA), 12 Dec. 2000.
3. "Americans Are Most Likely to Base Truth on Feelings," The Barna Update (Ventura, CA), 12 Feb. 2002.
4. James Patterson and Peter Kim, The Day America Told the Truth (New York: Prentice Hall Press, 1991).
5. Jonathan Wells, Icons of Evolution: Science or Myth? (Washington: Regnery Publishing, 2000).

Ver también:

Afine su detector de basura
Íconos de la evolución

 

© 2006 Probe Ministries. Todos los derechos reservados.

Traducción: Alejandro Field


¿Qué es Probe?

Probe Ministries es un ministerio sin fines de lucro cuya misión consiste en ayudar a la iglesia a renovar las mentes de los creyentes con una cosmovisión cristiana y equipar a la iglesia a reclutar al mundo para Cristo. Probe cumple su misión a través de nuestras conferencias Mind Games [Juegos para la Mente] para jóvenes y adultos, nuestro programa radial diario de 3 1/2 minutos, y nuestro extenso sitio Web en www.probe.org.

Puede obtenerse información adicional sobre los materiales y el ministerio de Probe contactándonos (en inglés, por favor) como dice abajo. Lamentamos que nadie en la oficina de Probe Ministries (Ministerios Probe) en Texas, EE. UU., habla español. El sitio web MinisteriosProbe.org consiste de artículos tradicidos de Probe.org.

Probe Ministries (Ministerios Probe)
Suite 2000, 2001 W. Plano Parkway
Plano TX 75075-8632
Estados Unidos de Norteamérica
Teléfono: +1 (972) 480-0240
www.ministeriosprobe.org

Información de copyright


Más artículos en español

¿Le pareció útil este artículo?
¿Le gustaría que otros artículos similares fueran traducidos?


Para volver a la página o el menú de donde vino,
por favor use el botón "Atrás" (Back) de su navegador

Volver a la página de inicio de Ministerios Probe