El movimiento de la nueva era

por Kerby Anderson


Rudyard Kipling una vez escribió "El Este es el Este, y el Oeste es el Oeste, y nunca los dos se juntarán." Pero eso ya no puede decirse ahora que una filosofía oriental panteísta se ha extendido hasta este país [Estados Unidos]. El principal medio para esta transmisión de ideas ha sido el Movimiento de la Nueva Era.

La evidencia de la llegada de la filosofía oriental puede verse ciertamente de muchas formas. Las declaraciones de artistas de cine, el crecimiento de las sectas orientales y la popularidad de películas como la trilogía de La Guerra de las Galaxias testifican a favor de la influencia creciente de las ideas de la Nueva Era. En la película El Imperio Contraataca, por ejemplo, Yoda transmite ideas panteístas a su discípulo Jedi, Luke Skywalker: "Debes sentir la Fuerza alrededor de ti. Aquí, entre tú y yo. Entre la roca. . . en todas partes. Sí, aun la tierra."

Cómo Definir la Nueva Era

El Movimiento de la Nueva Era ha tomado una variedad de nombres incluyendo el de Movimiento de Potencial Humano, Tercera Fuerza, Conspiración de Acuario, Conciencia Cósmica y Humanismo Cósmico. Si bien la mayoría se refiere a él como el Movimiento de la Nueva Era, a muchos en el movimiento no les gusta ese rótulo, y muchos otros ni siquiera se considerarían como parte del movimiento, aunque puedan sostener muchas de las creencias centrales del Movimiento de la Nueva Era.

Definir con precisión a la Nueva Era es una tarea formidable por varias razones. Primero, el Movimiento de la Nueva Era es ecléctico y heterogéneo. No es un movimiento cohesivo sino que es extremadamente diverso en su composición e ideología. Los factores unificadores son una ideología compartida más que una estructura organizacional compartida.

Segundo, el Movimiento de la Nueva Era es difícil de definir porque enfatiza y alienta el cambio. El Movimiento de la Nueva Era es sincretista y, por lo tanto, evolucionista en su naturaleza. Muchos proponentes cambian sus perspectivas, así que a menudo es difícil definir las principales creencias del Movimiento de la Nueva Era.

Las Principales Doctrinas de la Nueva Era

Aun dada la diversidad y la naturaleza transitoria del Movimiento de la Nueva Era hay, sin embargo, una cantidad de doctrinas principales que en general son sostenidas en forma común por la mayoría de los grupos dentro de este movimiento.

Primero, está la creencia en el monismo. Los de la Nueva Era creen que "todo es uno." Todo y todos están interrelacionados y son interdependientes. En última instancia, no hay una diferencia real entre los humanos, los animales, las rocas, o aun Dios. Cualquier diferencia entre estas entidades es sólo aparente, no real.

Segundo, está la creencia en el panteísmo. Dado que los de la Nueva Era ya creen que "todo es uno," el presupuesto lógico siguiente sería que "todo es dios." Toda la creación participa de la esencia divina. Toda la vida (y aun lo que no está vivo) tiene una chispa de divinidad adentro.

La tercera doctrina principal de la Nueva Era sigue como conclusión lógica de las otras dos. Si "todo es uno" y "todo es dios," entonces deberíamos llegar a la conclusión que "nosotros somos dioses." Nosotros, de acuerdo con los de la Nueva Era, somos ignorantes de nuestra divinidad. Somos "dioses disfrazados." La meta, por lo tanto, del Movimiento de la Nueva Era, es descubrir nuestra propia divinidad.

Cuarto, descubrimos nuestra propia divinidad al experimentar un cambio de conciencia. La raza humana sufre de una forma colectiva de amnesia metafísica. Nos hemos olvidado que nuestra verdadera identidad es divina, y por lo tanto debemos pasar por un cambio de conciencia para lograr nuestro verdadero potencial humano (de aquí el nombre de Movimiento de Potencial Humano).

Una quinta doctrina es la reencarnación. La mayoría de los de la Nueva Era creen en alguna forma de reencarnación. En su forma clásica, los ciclos de nacimiento, muerte y reencarnación son necesarios para sacarnos de encima nuestro "karma" malo y para alcanzar la perfección. La doctrina del karma dice que la condición presente de uno está determinada por las propias acciones en una vida anterior.

La versión occidental de la reencarnación que sostienen muchos de la Nueva Era coloca un énfasis mucho menor sobre el karma malo y postula un espiral que asciende hacia la perfección mediante la reencarnación. Esta visión ha sido adoptada por gente como Shirley MacLaine, Sylvester Stallone, George Patton y Henry Ford.

Una última doctrina clave es la del relativismo moral. Los de la Nueva Era piensan en términos de grises, en vez de blanco y negro. Al negar la ley de la no-contradicción, los de la Nueva Era a menudo creerán que dos afirmaciones contrapuestas pueden ser ambas verdaderas. Por lo tanto, enseñarán que "todas las religiones son verdaderas" y que "hay muchos caminos hacia Dios."

Una Evaluación Bíblica

Cuando se examinan las doctrinas de la Nueva Era, en realidad no son nuevas para nada. La Nueva Era es en realidad el antiguo ocultismo en un nuevo ropaje lingüístico. Muchos de estos conceptos pueden ser hallados en una forma básica en Génesis 3. Note estas afirmaciones hechas a Eva en el Jardín: "Seréis como Dios" (panteísmo), "No moriréis" (reencarnación), "Serán abiertos vuestros ojos" (cambio de conciencia), y "¿Dijo Dios realmente?" (relativismo moral).

Primero, una visión cristiana de la realidad rechaza el concepto del monismo. La Biblia enseña que la creación de Dios no es una unidad indivisa sino una diversidad de cosas y seres creados. La creación no está unificada en sí misma, sino sostenida por Cristo, en quien "todas las cosas subsisten" (Colosenses 1:17).

Segundo, el cristianismo es teísta, no panteísta. Los de la Nueva Era enseñan que Dios es una fuerza impersonal, en tanto que la Biblia enseña que Dios es un Dios inminente, personal, trino y soberano. Dios está aparte de Su creación, en vez de ser simplemente una parte de la creación, como enseña el panteísmo.

Tercero, nosotros estamos creados a la imagen de Dios (Génesis 1:26) y, por lo tanto, tenemos dignidad y valor (Salmos 8). Los de la Nueva Era enseñan que somos dioses, y por lo tanto tenemos divinidad dentro de nuestra humanidad.

Cuarto, los de la Nueva Era coquetean con el ocultismo en su intento de lograr un cambio de conciencia. Si bien estas prácticas son descritas frecuentemente en términos benignos, como la parapsicología, involucran el contacto directo con entidades espirituales. La Biblia advierte en contra el peligro de estas prácticas y enumera a actividades tales como la adivinación y la canalización de espíritus como prácticas abominables (Deuteronomio 18:9-13) que deben ser evitadas.

Quinto, la Biblia enseña la resurrección del cuerpo (1 Corintios 15), no la reencarnación del alma. Asimismo, la doctrina del karma es extraña al evangelio. La salvación proviene de la gracia, no a través de las obras en esta vida (Efesios 2:8-9) o en cualquier supuesta vida pasada. No seremos renacidos después de la muerte. Hebreos 9:27 enseña claramente que "está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio."

Finalmente, la Biblia enseña la verdad absoluta. Dios nos ha comunicado claramente a nosotros su ley moral (Éxodo 20:1-17), la que debemos obedecer. En oposición a la enseñanza de la Nueva Era de que "hay muchos caminos a Dios," Jesús enseño claramente "Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí" (Juan 14:6).

Copyright © 1992 Probe Ministries. Todos los derechos reservados.

Traducción: Alejandro Field


Acerca del autor

Kerby Anderson es el director nacional de Probe Ministries International. Recibió su B.S. de Oregon State University, M.F.S. de Yale University, y M.A. de Georgetown University. Es autor de varios libros, incluyendo Genetic Engineering (Ingeniería genética), Origin Science (La ciencia de los orígenes), Living Ethically in the 90s (Cómo vivir éticamente en la década del 90), Signs of Warning (Señales de advertencia), Signs of Hope (Señales de esperanza), y Moral Dilemmas (Dilemas morales). Director general y colaborador de los libros Marriage, Family and Sexuality y Technology, Spirituality, & Social Trends, de Kregel Publications.

Es un columnista nacionalmente sindicado cuyas editoriales han aparecido en los periódicos Dallas Morning News, Miami Herald, San Jose Mercury, y Houston Post.

Es el anfitrión de "Probe," y suele servir como anfitrión invitado en el programa radial "Point of View" (Punto de vista - USA Radio Network). Si usted tiene algún comentario o pregunta sobre este artículo, envíelo por favor a espanol@probe.org. Por favor indique a qué artículo se está refiriendo.

¿Qué es Probe?

Probe Ministries es un ministerio sin fines de lucro cuya misión consiste en ayudar a la iglesia a renovar las mentes de los creyentes con una cosmovisión cristiana y equipar a la iglesia a reclutar al mundo para Cristo. Probe cumple su misión a través de nuestras conferencias Mind Games [Juegos para la Mente] para jóvenes y adultos, nuestro programa radial diario de 3 1/2 minutos, y nuestro extenso sitio Web en www.probe.org.

Puede obtenerse información adicional sobre los materiales y el ministerio de Probe contactándonos (en inglés, por favor) como dice abajo. Lamentamos que nadie en la oficina de Probe Ministries (Ministerios Probe) en Texas, EE. UU., habla español. El sitio web MinisteriosProbe.org consiste de artículos tradicidos de Probe.org.

Probe Ministries (Ministerios Probe)
Suite 2000, 2001 W. Plano Parkway
Plano TX 75075-8632
Estados Unidos de Norteamérica
Teléfono: +1 (972) 480-0240
www.ministeriosprobe.org

Información de copyright


Más artículos en español

¿Le pareció útil este artículo?
¿Le gustaría que otros artículos similares fueran traducidos?


Para volver a la página o el menú de donde vino,
por favor use el botón "Atrás" (Back) de su navegador

Volver a la página de inicio de Ministerios Probe