¿Puedo confiar en el Nuevo Testamento?

Rusty Wright y Linda Raney Wright


"¿Cómo puede alguna persona bien educada creer en el Nuevo Testamento? Fue escrito tanto tiempo después de los sucesos que registra que es imposible que podamos considerar que es históricamente confiable." Esta es un pregunta frecuente en las universidades, y merece una respuesta honesta.

¿Cómo se determina la autenticidad de un libro antiguo? C. Sanders, un historiador militar, indica tres pruebas básicas usadas por historiadores y críticos literarios. {1} Estas son la prueba interna, la prueba externa y la prueba bibliográfica. Veamos brevemente cómo resiste el Nuevo Testamento cada una de estas pruebas.

1. La prueba interna

Aquí, nuestra pregunta tiene que ver con la confiabilidad de los escritores según lo que revela el texto mismo. Uno de las cuestiones principales es si tenemos o no testimonios de testigos presenciales. Los relatos de la vida de Cristo en el Nuevo Testamento fueron escritos por testigos presenciales o por personas que relataban los informes de los hechos reales hechos por testigos presenciales. Juan escribió: "lo que hemos visto y oído [con relación a Cristo], eso os anunciamos" {2} Pedro afirmó que él y sus colegas habían visto "con [sus] propios ojos su majestad." {3} Lucas dijo que su evangelio estaba basado en relatos compilados de testigos presenciales. {4} En un tribunal de justicia, el testimonio de un testigo presencial es el testimonio más confiable.

Otra cuestión en la prueba interna es la consistencia de los informes. Si dos escritores presentan testimonios que son contradictorios, surgen dudas acerca de la integridad de uno o ambos relatos.

Muchos han dicho que el Nuevo Testamento contiene contradicciones. Para enfrentar estos cargos, es importante entender que la palabra "contrario" se define en el diccionario Webster (inglés) como "una proposición relacionada de tal forma con otra que, si bien ambas pueden ser falsas, no pueden ser ambas verdaderas." Por lo tanto, la afirmación "Juan y José están en esta sala" contradice la afirmación "sólo Juan está en esta sala." Sin embargo, no contradice la afirmación "Juan está en esta sala." La omisión no constituye necesariamente una contradicción.

Con esto en mente, considere varias supuestas contradicciones del Nuevo Testamento. Algunos señalan que Lucas escribe de dos ángeles en la tumba de Jesús después de la resurrección {5} en tanto que Mateo menciona "un ángel." {6} La observación de estas afirmaciones es correcta, pero la interpretación de ellas no. Si Mateo afirmara explícitamente que sólo había un ángel presente en ese momento, los dos relatos serían disonantes. Tal como están, son armoniosos.

Otros señalan la aparente discrepancia en los relatos del nacimiento de Jesús. Hans Conzelmann, un teólogo alemán, al escribir acerca de los relatos de Mateo y de Lucas de la natividad, dice que "en cada detalle, discrepan." {7} Él se centra en las aparentes inconsistencias geográficas.

La simple observación muestra que los dos relatos ciertamente difieren. Lucas habla de José y María cuando partieron de Nazaret y viajaron a Belén (para el censo y el nacimiento de Jesús en Belén). Luego registra el retorno de la familia a Nazaret. {8} El relato de Mateo comienza con la pareja en Belén (y el nacimiento de Jesús allí) y registra su huida a Egipto para escapar de la ira del rey Herodes, y relata su viaje a Nazaret después de la muerte de Herodes. {9}

Contradictorio o complementario

Conzelmann considera que estos detalles son contradictorios, pero ¿lo son? Los evangelios nunca dicen ser registros exhaustivos de la vida de Cristo. Todo biógrafo debe necesariamente ser selectivo. ¿Acaso no puede haber Mateo escogido omitir el viaje para el censo de Nazaret a Belén, y Lucas la huida a Egipto? Como tales, los relatos con complementarios antes que contradictorios. {10}

A menudo, este tipo de críticos parece incapaz de discernir cuidadosamente el contenido de los textos bíblicos debido a sus propias presuposiciones y especulaciones encumbradas. Uno tiende a concordar con la crítica de C. S. Lewis de estos escépticos cuando escribe: "Estos hombres me pidan que crea que pueden leer entre las líneas de los viejos textos; la evidencia (de que no lo pueden hacer) está en su obvia incapacidad de leer (en algún sentido que valga la pena discutir) las líneas mismas. {11} Considere un ejemplo final (y más difícil) de una supuesta inconsistencia. Muchos han notado una diferencia entre los relatos sinópticos (los de Mateo, Marcos y Lucas) y el relato de Juan de la fecha de la muerte de Jesús. Específicamente, la cuestión tiene que ver con la relación cronológica de la crucifixión con la comida de la Pascua de los judíos. Marcos menciona a algunos judíos que celebraban la Pascua en la noche antes de la crucifixión. {12} Juan parece indicar una celebración de la Pascua después de la crucifixión. {13} En un artículo reciente y concluyente, el Dr. Harold Hoehner de Dallas Theological Seminary resuelve el enigma. {14} Cita evidencia de la Mishna y los eruditos Strock-Billerbock para mostrar que los fariseos y saduceos (dos partidos religiosos contemporáneos) no estaban de acuerdo en el día de la semana en el cual debía caer la Pascua. El resultado era que los fariseos celebraban la Pascua un día antes que los saduceos. Esto hace que sea perfectamente plausible que los sinópticos usaron el cálculo de los fariseos, en tanto que Juan presenta el de los saduceos, lo cual explica la diferencia.

2. La prueba externa

Esta prueba pregunta si otros materiales históricos y arqueológicos confirman o niegan el testimonio interno provisto por los documentos mismos. Hay varios autores de la antigüedad que escribieron acerca de Jesús como una persona de la historia. Entre ellos están Tácito, Josefo, Suetonio y Plinio el Joven. {15} Sir William Ramsey, un arqueólogo eminente, en un tiempo sostenía que los escritos de Lucas no eran acertados históricamente. Su propia investigación posterior de la arqueología del Cercano Oriente lo forzó a revertir su posición y concluir que "Lucas es un historiador de primera categoría." {16}

Nelson Glueck, ex presidente de Jewish Theological Seminary, en Cincinatti, y uno de los más grandes arqueólogos, además de judío, escribió: "Puede afirmarse categóricamente que ningún descubrimiento arqueológico ha desmentido alguna vez una referencia bíblica." {17}

La evidencia arqueológica

Considere algunos ejemplos de confirmaciones arqueológicas del Nuevo Testamento. En 1 Corintios, Pablo menciona el mercado de carne en Corinto. {18} Se ha descubierto una inscripción del antiguo Corinto que habla del "mercado de carne." {19} Lucas se refiere al templo de Artemisa en Éfeso y habla de un disturbio que ocurrió en un teatro en la misma ciudad. {20} El templo fue excavado en 1803 y medía 30 metros por 110 metros. {21} Unos arqueólogos austríacos en el siglo veinte desenterraron el teatro y encontraron que podía tener casi 25.000 personas. {22}

Marcos escribe de Jesús cuando sanó un ciego mientras salía de Jericó. {23} Lucas, que escribía aparentemente del mismo suceso, dice que ocurrió cuando Jesús se estaba acercando a Jericó. {24}

Las excavaciones entre 1907 y 1909 hechas por Ernest Sellin, de la Sociedad Alemana Oriental, mostró que había "ciudades mellizas" de Jericó en el tiempo de Jesús-una antigua ciudad judía y una ciudad romana separadas por un kilómetro y medio aproximadamente. {25} Aparentemente, Marcos se refería a una y Lucas a la otra, y el incidente ocurrió mientras Jesús viajaba entre ambas.

William F. Albright, uno de los principales arqueólogos bíblicos del mundo, agrega un comentario útil: "Hoy podemos decir enfáticamente que ya no hay ninguna base sólida para fechar ningún libro del Nuevo Testamento después de 80 d.C. aproximadamente, dos generaciones completas antes de la fecha entre 130 y 150 d.C. dada por los críticos más radicales del Nuevo Testamento actuales." {26} Esta afirmación es crucial, porque significa que algunos de los adversarios de Cristo, que estaban vivos mientras estuvo sobre la tierra, indudablemente todavía estaban vivos cuando se escribieron los libros del Nuevo Testamento. Su presencia hubiera impulsado a los escritores del Nuevo Testamento a prestar mucha atención a la veracidad de las afirmaciones. Y podemos estar seguros de que si hubiera habido algún error en sus relatos los adversarios de Cristo (de los cuales habría muchos) los hubieran puesto en evidencia rápidamente.

3. La prueba bibliográfica

Esta prueba final es necesaria porque no poseemos los manuscritos originales de los documentos más antiguos. La pregunta que debe hacerse, entonces, es: "¿Cuántas copias primitivas tenemos, y cuán cerca de los originales están en el tiempo?" A. T. Robertson, autor de uno de los libros más completos de gramática del griego del Nuevo Testamento, escribió: "... tenemos 13.000 copias manuscritas de porciones del Nuevo Testamento." {27} Muchas de estas copias están fechadas sólo un breve tiempo (80 a 400 años) después de los originales.

Cuando se comparan los documentos del Nuevo Testamento con otros escritos de la antigüedad con relación a la cantidad de copias primitivas y la proximidad cronológica de las copias respecto de los originales, el Nuevo Testamento es muy superior. (Por ejemplo, tenemos sólo 10 buenas copias de Las Guerras de Galia y son de 1000 años después del original, siete copias de la Tetrologías de Platón, 1200 años después del original. Hay resultados similares para los escritos de Tucídides, Herodoto y muchísimos otros.) {28}

El fallecido Sir Frederic Kenyon, ex director y bibliotecario principal del British Museum, era una de las principales autoridades sobre la confiabilidad de manuscritos antiguos. Él llegó a esta conclusión:

"El intervalo, entonces, entre las fechas de la composición original y la evidencia existente más antigua se ha vuelto tan pequeño que llega a ser despreciable, y el último fundamento para alguna duda de que las Escrituras no nos hayan llegado sustancialmente como fueron escritas ha sido quitado ahora. Tanto la autenticidad como la integridad general de los libros del Nuevo Testamento pueden ser considerados como establecidos finalmente." {29}

Si uno concluye que los documentos del Nuevo Testamento son históricamente confiables, es lógico que debería considerar seriamente el mensaje que presentan. En el Antiguo y en el Nuevo Testamento, el mensaje de la Biblia es el mensaje de Jesucristo. Y Él ofrece una vida abundante y eterna a todo aquel que considere y responda a sus afirmaciones: "Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida... y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres." {30}

Referencias

{1}Sanders, C. Introduction to Research in English Literary History (New York: MacMillan, 1952), pp. 143ff; citado en Montgomery, John. "History and Christianity," reimpresión de His Magazine, Chicago, December 1964-March 1965, PP. 6-9

{2}1 Juan 1:3.

{3}2 Pedro 1:16.

{4}Lucas 1:1-3.

{5}Lucas 24:1-4.

{6}Mateo 28:1-8.

{7}Conzelmann, Hans. Jesus. El artículo clásico de RGG expandido y actualizado (Philadelphia: Fortress Press), pp. 26-27.

{8}Lucas 1:26, 2:40.

{9}Mateo 2:1-23.

{10}Cheney, Johnston. The Life of Christ in Stereo. (Portland, OR: Western Seminary Press, 1971), pp. 6-14, 243.

{11}Hooper, Walter (ed.). Christian Reflections (William B. Eerdmans) citado en McDowell, Josh. More Evidence That Demands a Verdict (San Bernardino, CA: Campus Crusade for Christ, Inc., 1975), p. 342.

{12}Marcos 14:12ff.

{13}Juan 18:28.

{14}Hoehner, Harold W. "Chronological Aspects of the Life of Christ, Part IV" Bibliotheca Sacra (Dallas: Dallas Theological Seminary, July, 1974), pp. 241-264.

{15}Bruce, F. F. Jesus and Christian Origins Outside the New Testament. (Grand Rapids: Eerdmans, 1974), pp.19-41.

{16}Ramsay, W.M. The Bearing of Recent Discovery on the Trustworthiness of the New Testament. (1915), p. 222; citado en Bruce, F. F. The New Testament Documents - Are They Reliable? (Grand Rapids, MI: Eerdmans, 1968), p. 91.

{17}Glueck, Nelson. Rivers in the Desert History of Negev. (Philadelphia: Jewish Publications Society of America, 1969); citado en McDowell, Josh. Evidence That Demands A Verdict. (San Bernardino, CA: Campus Crusade for Christ, Inc., 1972), p. 68.

{18}1 Corintios 19:25.

{19}Bruce, Christian Origins. p 200.

{20}Hechos 19:27-29.

{21}Free, Joseph P. Archaeology and Bible History. (Wheaton: Scripture Press,1951), p.324.

{22}Ibid.

{23}Marcos 10:46-52.

{24}Lucas 18:35 43.

{25}Free, op cit, p. 295; la vieja Jericó judía puede haber sido una "ciudad fantasma" o simplemente un montículo en tiempos de Jesús.

{26}Albright, William. Recent Discoveries in Biblical Lands. (New York: Funk and Wagnalls, 1955), p. 136; citado en McDowell, op. cit., p. 65.

{27}Robertson, A T., Introduction to the Textual Criticism of the New Testament. (Nashville: Broadman Press, 1925), p. 70; citado en Montgomery, op. cit., p. 6.

{28}McDowell, op. cit., pp. 46-56: Montgomery, op. cit., p. 6: Bruce, op. cit., pp. 10-20.

{29}Kenyon, F. G. The Bible and Archaeology. (New York and London: Harper, 1940), pp. 288, 89; citado en Montgomery, op. cit., p. 6.

{30}Juan 8:12, 32.

Traducción: Alejandro Field


Acerca del Autor

Linda Raney Wright es una galardonada autora, escritora y oradora. Se graduó de University of California at Berkeley en Retórica, ha escrito en revistas importantes y ha aparecido en programas de entrevistas en televisión al dar conferencias en universidades y ciudades en todo el mundo.

Acerca del Autor

Rusty Wright, un escritor y orador asociado a Probe Ministries, es un conferencista internacional y galardonado autor, periodista y columnista especializado que ha dado conferencias en seis continentes. Es licenciado en Psicología de Duke University y tiene una Maestría en Teología de Oxford University. Se lo puede contactar en RustyWright@aol.com. Por favor indique a qué artículo se está refiriendo.

¿Qué es Probe?

Probe Ministries es un ministerio sin fines de lucro cuya misión consiste en ayudar a la iglesia a renovar las mentes de los creyentes con una cosmovisión cristiana y equipar a la iglesia a reclutar al mundo para Cristo. Probe cumple su misión a través de nuestras conferencias Mind Games [Juegos para la Mente] para jóvenes y adultos, nuestro programa radial diario de 3 1/2 minutos, y nuestro extenso sitio Web en www.probe.org.

Puede obtenerse información adicional sobre los materiales y el ministerio de Probe contactándonos (en inglés, por favor) como dice abajo. Lamentamos que nadie en la oficina de Probe Ministries (Ministerios Probe) en Texas, EE. UU., habla español. El sitio web MinisteriosProbe.org consiste de artículos tradicidos de Probe.org.

Probe Ministries (Ministerios Probe)
Suite 2000, 2001 W. Plano Parkway
Plano TX 75075-8632
Estados Unidos de Norteamérica
Teléfono: +1 (972) 480-0240
www.ministeriosprobe.org

Información de copyright


Más artículos en español

¿Le pareció útil este artículo?
¿Le gustaría que otros artículos similares fueran traducidos?


Para volver a la página o el menú de donde vino,
por favor use el botón "Atrás" (Back) de su navegador

Volver a la página de inicio de Ministerios Probe