El libro de Urantia

Michael Gleghorn


Introducción a El libro de Urantia

Hace poco, una mujer me escribió acerca de un episodio muy doloroso de su vida. Unos quince años atrás, su esposo emprendió una búsqueda espiritual que terminó por destruir su matrimonio y su familia. Comenzó a leer El libro de Urantia, un macizo volumen de 2097 páginas que supuestamente fue revelado por seres celestiales de universos superiores. También se involucró en varias prácticas ocultistas, como canalización y proyección astral. Con el tiempo, se divorciaron, dejándola a ella y a sus hijos lastimados y confundidos.

Por supuesto, tal vez no sea justo culpar de todas las dificultades familiares a El libro de Urantia. Si bien la experiencia de mi corresponsal fue bastante negativa, hay otros que describen su propio encuentro con este libro en forma muy positiva. Si usted visita el sitio Web de la Fundación Urantia, puede leer muchos de estos testimonios por usted mismo.{1} Una mujer escribió: "Encontré que El libro de Urantia es la fuente más esclarecida de sabiduría que he conocido jamás". Otra persona dice que El libro de Urantia es "el libro más contundente e inspirador sobre nuestra existencia".

Pero, ¿qué es El libro de Urantia? ¿De dónde vino, y qué enseña? Y ¿cómo se comparan sus doctrinas con las del cristianismo bíblico? Estas son solo algunas de las preguntas que queremos considerar en este artículo.

El libro de Urantia dice haber sido revelado por personalidades sobrehumanas de universos superiores. La palabra "Urantia" es simplemente el nombre que usa el libro para la Tierra. El libro consiste de 196 documentos y está dividido en cuatro partes principales, titulados: 1. "El Universo Central y los Superuniversos", 2. "El Universo Local", 3. "La Historia de Urantia" y 4. "La Vida y las Enseñanzas de Jesús". Los supuestos "autores" de estos documentos se refieren a sí mismo de acuerdo con su orden de ser con títulos tan grandiosos como Consejero Divino, Perfeccionador de la Sabiduría, Brillante Estrella Vespertina y Jefe de los serafines. Si bien fue escrito originalmente en inglés, el libro luego fue traducido al holandés, finlandés, francés, coreano, portugués, ruso y español. Además, está siendo traducido a varios otros idiomas. Estos incluyen el árabe, chino, alemán, griego, italiano, japonés, polaco, rumano y sueco, para nombrar solo algunos.

El libro de Urantia

Si bien los urantianos devotos están completamente persuadidos de que cada parte de El libro de Urantia fue revelada por inteligencias celestiales, hay una serie de cuestiones problemáticas que necesitan ser tratadas. Consideraremos algunas de estas más adelante en este artículo. Sin embargo, antes de hacerlo es necesario primeramente dar alguna explicación del origen de este libro.

El origen de los documentos de Urantia

El libro de Urantia fue publicado por primera vez en 1955. Pero las supuestas "revelaciones" de personalidades extraplanetarias aparentemente comenzaron a principios del siglo XX.{2} ¿Quién recibió estas "revelaciones"? ¿Y quién las escribió en el macizo volumen que ha llegado a conocerse como El libro de Urantia?

Si bien no hay espacio para mencionar específicamente a todos los que cumplieron un papel en este proceso, hubo dos personas que fueron clave en la recepción y registro de esta "revelación". La primera, el Dr. William Sadler, vivió entre 1875 y 1969. Era un psiquiatra, maestro y escritor prolífico. La identidad de la otra persona no puede conocerse con certeza. El Dr. Sadler se refirió a esta persona como la "personalidad de contacto" y el "sujeto durmiente".{3} De forma similar a la de Edgar Cayce -denominado el "profeta durmiente"-, el "sujeto durmiente" de nuestra historia fue el vehículo a través de quien los visitantes celestiales habrían comunicado sus revelaciones al Dr. Sadler y a otros. Este pequeño grupo de personas, conocido como la Comisión de Contacto, "fue el punto focal para la producción del . . . texto final de El libro de Urantia".{4}

Si bien los miembros de la Comisión de Contacto juraron mantener el secreto en cuanto a la identidad de la "personalidad de contacto", Martin Gardner ha argumentado sólidamente a favor de que la evidencia apunta a Wilfred Custer Kellogg, cuñado de Sadler e integrante de la famosa familia Kellogg.{5} Por supuesto, no todos concuerdan con las conclusiones de Gardner. Ernest Moyer, un investigador urantiano, si bien reconoce su incapacidad de determinar la identidad del "sujeto durmiente", igualmente está convencido de que no era Wilfred.{6}

Si bien la identidad del "sujeto durmiente" tal vez nunca se conozca con certeza, tenemos un relato bastante bueno de cómo llegaron a su existencia los documentos de Urantia. A pesar de que hay algún debate acerca de la fecha exacta en la que el Dr. Sadler tomó conocimiento por primera vez del "sujeto durmiente", fue probablemente en el verano de 1912.{7} "En 1923, los Sadler comenzaron a invitar a veinte o treinta amigos a tomar el té los domingos por la tarde para hablar de temas religiosos. Alrededor de la cuarta reunión, Sadler comenzó a contar al grupo, que llegó a conocerse como el Foro, acerca del sujeto durmiente y sus asombrosas revelaciones".{8} Invitó a los miembros del Foro a ayudar a preparar preguntas para los celestiales. El domingo siguiente, los miembros volvieron con cientos de preguntas. "Poco después", escribe Sadler, "apareció el primer documento de Urantia en respuesta a estas preguntas . . . Este fue el procedimiento seguido a lo largo de los muchos años en que se recibieron los documentos de Urantia". {9} Para cuando finalizó el proceso, había más de 196 documentos, que consistían de 2097 páginas de material, que habrían sido supuestamente canalizados a través del "sujeto durmiente".

Problemas con El libro de Urantia

En su artículo, "A History of the Urantia Movement" (Una historia del movimiento de Urantia) el Dr. Sadler dijo: "Los documentos [de Urantia] fueron publicados tal como los recibimos. Los Comisionados de Contacto no tenían ninguna autoridad editorial. Nuestra tarea se limitó a la 'ortografía, uso de mayúsculas y puntuación'".{10} Pero, ¿es esto realmente así? En realidad, hay bastantes evidencias para cuestionar esta afirmación.

El investigador urantiano Ernest Moyer ha documentado cuidadosamente que el Dr. Sadler hizo cambios al texto de El libro de Urantia. {11} Lo preocupante de estos cambios, al menos para los urantianos leales, es que fueron hechos después de 1935, la fecha en que el Dr. Sadler dijo que El libro de Urantia fue "completado y certificado" en su totalidad.{12} La evidencia de estos cambios es contundente. Matthew Block, otro investigador urantiano, descubrió que fuentes humanas publicadas luego de 1935 fueron incorporadas posteriormente a El libro de Urantia. Por ejemplo, un libro de Charles Hartshorne, publicado en 1941, indica siete significados posibles de la "perfección absoluta". Block descubrió que estos mismos siete significados fueron publicados nuevamente en El libro de Urantia, casi al pie de la letra. Esto es simplemente uno de varios ejemplos que podrían ofrecerse de fuentes humanas publicadas luego de 1935 y que fueron luego plagiados en El libro de Urantia.{13}

Pero no solo se hicieron cambios luego de que el libro fuera "completado y certificado", sino que también se hicieron luego de que El libro de Urantia fuera publicado por primera vez en 1955. Podrían ofrecerse muchos ejemplos, pero déjeme simplemente mencionar dos. Primero, tanto Martin Gardner como Ernest Moyer señalan que, en la primera edición de El libro de Urantia, hacia el final del relato de la Última Cena, se dice que Jesús habló a los doce apóstoles. Sin embargo, como queda claro del contexto, solo había once apóstoles presentes en ese momento. Judas ya había dejado el grupo. Según Gardner, "en ediciones posteriores, la frase 'los doce' fue reemplazada por 'los apóstoles'", lo cual eliminó el error.{14} Segundo, tanto Gardner como Moyer señalan también que en la primera edición de El libro de Urantia se dice que los sabios visitaron a Jesús "en el pesebre". Sin embargo, de acuerdo con un pasaje posterior de El libro de Urantia, esta visita tuvo que haber ocurrido cuando Jesús y sus padres estaban en una habitación en la posada. Gardner señala: "Cuando se notó esta contradicción, las palabras 'en el pesebre' fueron quitadas de la siguiente edición".{15}

¿Qué debemos sacar como conclusión de errores, contradicciones y plagios tan conocidos y reconocidos en El libro de Urantia? Estos problemas claramente plantean dudas en cuanto a la integridad de esta "revelación". No importa de dónde provenga la información de El libro de Urantia -sea personalidades extraplanetarias, seres humanos, espíritus demoníacos o alguna combinación de estos-, la fuente de esta información no es enteramente confiable. Además, tampoco es completamente bíblica.

La Biblia y El libro de Urantia

En su apéndice a The Mind at Mischief, el Dr. Sadler dice que la información impartida a través del "sujeto durmiente" era "esencialmente cristiana".{16} Dado que esta información está contenida supuestamente en El libro de Urantia, esperaríamos que los contenidos de este libro fueran también "esencialmente cristianos". Pero, ¿lo son?

Si comparamos las enseñanzas de El libro de Urantia con las de la Biblia, rápidamente descubrimos que El libro de Urantia, lejos de ser consistente con el cristianismo bíblico, en realidad niega o distorsiona prácticamente cada doctrina fundamental de la fe cristiana. Por ejemplo, en oposición al testimonio de Jesús en el Nuevo Testamento, de que la Biblia es la palabra de Dios (Mateo 15:3-6), inspirada por el Espíritu Santo (Mateo 22:43) y completamente verdadera y precisa en todos los detalles (Mateo 5:17, 18; Lucas 24:44; Juan 17:17), El libro de Urantia pone en boca de Jesús la frase "las Escrituras son erróneas y completamente humanas en su origen". (UB, 1767).

El rechazo de la Biblia como un documento humano falible prepara el escenario para el rechazo de muchas otras doctrinas bíblicas también. Por ejemplo, El libro de Urantia rechaza los puntos de vista de la Biblia acerca de Dios, Cristo, el hombre, el pecado y la salvación. En contra de la postura bíblica de que hay un solo Dios (Deuteronomio 6:4, Isaías 45:21), El libro de Urantia adopta el politeísmo, la creencia en muchos "Dioses". Martin Gardner señala que la palabra "Dioses" (en plural y mayúscula), "aparece más de cien veces" en El libro de Urantia.{17} Por ejemplo, leemos, en la página 364: "Somos todos partes de un proyecto eterno que los Dioses están supervisando y llevando a cabo". Si bien El libro de Urantia sí reconoce la existencia de un Dios supremo, rechaza el trinitarianismo bíblico a favor de su propio punto de vista de que hay, en realidad, una "Trinidad de Trinidades" (UB, 1170-73). Pero esto es solo el principio. Según Gardner, hay tantos "dioses" en El libro de Urantia, que su politeísmo "hace avergonzar a la mitología griega e hindú".{18}

La visión de Jesús que se presenta en El libro de Urantia es igualmente preocupante y antibíblica. Para comenzar, se rechaza el nacimiento virginal. Jesús simplemente nació de José y María (UB, 1344-45). No obstante, si bien tenía padres humanos, también se lo presenta como la encarnación de Miguel de Nebadon, el creador de nuestro universo y uno entre "más de 700.000 Hijos Creadores del Hijo Eterno".{19} Esto choca claramente con la visión que tiene el Nuevo Testamento de Jesús, que revela que Él fue concebido por el Espíritu Santo en el vientre de la virgen María (Mateo 1:18-25; Lucas 1:26-38). Además, Juan nos dice que Jesús es el único Hijo eterno de Dios en un sentido completamente único (Juan 1:1, 2, 14; 3:16). No es simplemente uno entre más de 700.000 Hijos Creadores; Él es verdaderamente único.

Estas diferencias doctrinales son solo la punta del iceberg. Hay muchas otras diferencias entre El libro de Urantia y la Biblia. Sin embargo, debido a consideraciones de espacio, solo puedo mencionar las siguientes:

El libro de Urantia dice: "No ha habido ninguna 'caída del hombre'" (UB, 846). Esto explica, al menos en parte, por qué no existe tampoco ninguna necesidad de una expiación por sangre por el pecado. (UB, 60). El libro de Urantia nos dice: "Toda la idea de rescate y expiación es incompatible con el concepto de Dios, como fue enseñado y ejemplificado por Jesús de Nazaret". (UB, 2017). La idea de "sustituir una víctima inocente por un ofensor culpable" se rechaza como un "concepto infantil" (UB, 2017). Entonces, ¿cuál fue el significado de la muerte de Jesús en la cruz? Según El libro de Urantia, "sabemos que la muerte en la cruz no fue para efectuar la reconciliación del hombre con Dios sino para estimular la comprensión del hombre del amor eterno del Padre y la misericordia inacabable de su Hijo" (UB, 2019). Obviamente, estas enseñanzas atacan el corazón mismo del mensaje cristiano.

Génesis 3-5 y Romanos 5 dejan muy en claro que ha habido ciertamente una "caída del hombre" en el pecado y una rebelión contra su Creador. Toda la raza humana fue arruinada y condenada por la desobediencia de Adán. Pablo nos dice claramente que "por la transgresión de uno vino la condenación a todos los hombres" (Romanos 5:18). La idea de rescate y expiación sustitutoria no son incompatibles con la visión de Jesús de Dios. Por cierto, Jesús mismo dijo que Él vino "para dar su vida en rescate por muchos" (Mateo 20:28). La Biblia nos dice que "todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios" (Romanos 3:23), pero también nos dice que "Cristo murió por nuestros pecados" (1 Corintios 15:3). En oposición al El libro de Urantia, Jesús no murió meramente para estimular la comprensión del hombre del amor del Padre; Él murió para reconciliarnos con Dios (Romanos 5:10; Colosenses 1:22). Fue porque Cristo murió por nuestros pecados que Dios puede ahora ofrecernos salvación como un regalo gratuito (Romanos 6:23). No podemos ganarnos este regalo, solo podemos recibirlo con gratitud a través de la fe en Cristo (Romanos 3:22-28; Efesios 2:8, 9).

El libro de Urantia proclama un Dios diferente, un Jesús diferente y un evangelio diferente al de la Biblia. Su mensaje, supuestamente revelado por seres espirituales superiores, contradice fundamentalmente el cristianismo bíblico. A la luz de esto, dan que pensar todas las advertencias bíblicas sobre espíritus mentirosos y engañosos (ej: 1 Reyes 22:22, 23; Juan 8:44; 1 Timoteo 4:1; Apocalipsis 20:7-10). El Dr. Sadler escribió una vez que si había algo sobrenatural acerca de los fenómenos de médium, era probablemente demoníaco.{20} Pero cuando se encontró realmente con alguien cuya canalización él pensaba era genuina, no recurrió a esta hipótesis. Aceptó las revelaciones y, con el tiempo, ayudó a publicar El libro de Urantia. Es una lástima que no mantuvo su hipótesis original. ¿Quién sabe? Tal vez hasta fue cierta.{21}

Notas

  1. Ver Moyer, "What People Are Saying About The Urantia Book . . ."en http://www.urantia.org/about.html#What (Dec. 2, 2003).
  2. Martin Gardner, Urantia: The Great Cult Mystery (New York: Prometheus Books, 1995), 114.
  3. William S. Sadler, "A History of the Urantia Movement," en http://www.urantia.org/pub/ahotum.html.
  4. "Where Did The Urantia Book Come From?" en http://www.urantia.org/about.html#Where (Dec. 2, 2003).
  5. Gardner, Urantia, 97-134.
  6. Ver Ernest Moyer, The Birth of a Divine Revelation, chapters 16-17, en http://www.world-destiny.org/tocp.htm.
  7. Gardner, Urantia, 114-122.
  8. Ibid, 116.
  9. Sadler, "A History of the Urantia Movement," en http://www.urantia.org/pub/ahotum.html.
  10. Ibid.
  11. Ver Moyer, The Birth of a Divine Revelation, chapters 34, 37, and 43 at http://www.world-destiny.org/tocp.htm.
  12. Sadler, "A History of the Urantia Movement," at http://www.urantia.org/pub/ahotum.html.
  13. Para más información, ver Gardner, Urantia, 321-57.
  14. Gardner, Urantia, 126. Ver también Moyer, The Birth of a Divine Revelation, chapter 43, en http://www.world-destiny.org/tocp.htm.
  15. Ibid.
  16. Gardner, Urantia, 125.
  17. Ibid., 25.
  18. Por ejemplo, ver Sadler, The Truth About Spiritualism (Chicago: McClurg, 1923), 207-08 y The Physiology of Faith and Fear (Chicago: McClurg, 1912), 467.
  19. Sadler hizo una distinción entre médium y videntes. Consideró a los primeros como aquellos que dicen comunicarse con los muertos; los últimos, como quienes podrían estar genuinamente en contacto con algún tipo de realidad divina (ver Gardner, Urantia, 109). Si bien Sadler pensó que era posible que los espíritus demoníacos podrían estar detrás de algunos fenómenos de médium, él creía que el "sujeto durmiente" era un vidente, y no un médium. No obstante, si los espíritus demoníacos realmente existen, y si pueden personificar espíritus de los muertos, entonces ¿por qué no podrían dichos espíritus también personificar seres celestiales de universos superiores?

© 2003 Probe Ministries. Todos los derechos reservados.

Traducción: Alejandro Field


Acerca del autor

Michael Gleghorn es un asociado en investigación de Probe Ministries. Obtuvo su B.A. en Psicología de Baylor University y un Th.M en Teología Sistemática de Dallas Theological Seminary. Antes de incorporarse al personal de Probe, enseñó Historia y Teología en Christway Academy, en Duncanville, Texas. Además de su trabajo en Probe, está involucrado en el ministerio a estudiantes internacionales de University of Texas, en Dallas. Michael y su hermosa esposa, Hannah, viven en Frisco, Texas. Si usted tiene algún comentario o pregunta sobre este artículo, envíelo por favor a espanol@probe.org. Por favor indique a qué artículo se está refiriendo.

¿Qué es Probe?

Probe Ministries es un ministerio sin fines de lucro cuya misión consiste en ayudar a la iglesia a renovar las mentes de los creyentes con una cosmovisión cristiana y equipar a la iglesia a reclutar al mundo para Cristo. Probe cumple su misión a través de nuestras conferencias Mind Games [Juegos para la Mente] para jóvenes y adultos, nuestro programa radial diario de 3 1/2 minutos, y nuestro extenso sitio Web en www.probe.org.

Puede obtenerse información adicional sobre los materiales y el ministerio de Probe contactándonos (en inglés, por favor) como dice abajo. Lamentamos que nadie en la oficina de Probe Ministries (Ministerios Probe) en Texas, EE. UU., habla español. El sitio web MinisteriosProbe.org consiste de artículos tradicidos de Probe.org.

Probe Ministries (Ministerios Probe)
Suite 2000, 2001 W. Plano Parkway
Plano TX 75075-8632
Estados Unidos de Norteamérica
Teléfono: +1 (972) 480-0240
www.ministeriosprobe.org

Información de copyright


Más artículos en español

¿Le pareció útil este artículo?
¿Le gustaría que otros artículos similares fueran traducidos?


Para volver a la página o el menú de donde vino,
por favor use el botón "Atrás" (Back) de su navegador

Volver a la página de inicio de Ministerios Probe